¿Qué es el minoxidil?

Cuando buscas soluciones para la pérdida de cabello, te encuentras que el minoxidil es el tratamiento tópico más utilizado. Puede resultar útil para tratar la alopecia androgénica, también conocida como calvicie común.

Pero… ¿Qué es exactamente el minoxidil y cuál es su función? Aquí un breve resumen sobre las características de este medicamento.

  • Es un vasodilatador, es decir, tiene efecto sobre el aumento del diámetro de los vasos sanguíneos.
  • En un principio era utilizado para tratar la hipertensión, o sea, para estabilizar la presión sanguínea de las personas que padecen presión alta.
  • Posteriormente, estudiando los efectos secundarios del minoxidil cuando era administrado en los pacientes con hipertensión, se descubrió que estimula el crecimiento capilar.
  • Utilizado en forma de solución al 5% de minoxidil, por vía tópica, esto es, aplicado directamente sobre la superficie de la zona a tratar (cuero cabelludo), sirve como tratamiento de la alopecia androgénica o calvicie común.
  • Como tratamiento para la calvicie estimula el crecimiento de cabello y disminuye su caída.
  • La dosis indicada de minoxidil en solución al 5% es de 1 ml diario. No se debe aplicar más de 2 ml al día. El exceso de dosificación recomendada no produce un aumento en el crecimiento del cabello ni hace que el producto funcione más rápido.
  • Prolonga la fase de crecimiento (anágena) y transforma gradualmente los folículos miniaturizados (vello) en pelos terminales maduros.
  • A los tres meses de su uso continuo sobre el cuero cabelludo se puede comenzar a observar crecimiento de cabello nuevo, que en un principio será similar a pequeños vellos y que con el tiempo y con el uso ininterrumpido del tratamiento se irán pareciendo al resto del cabello ya crecido.
  • Es necesario su uso continuo para lograr y mantener resultados.
  • Al dejar de usarlo la caída de cabello comienza a ser más notable y el cabello recuperado se perderá en los 3 o 4 meses posteriores.
  • No está indicado durante el embarazo, lactancia, ni en personas con enfermedades cardiovasculares.
  • En algunos casos se puede presentar irritación, ardor, enrojecimiento, que desaparece al suspender su uso.
  • Si se están tomando otros medicamentos, consultar al médico.

Share