¿Tu caída de cabello necesita tratamiento?

Estás preocupado porque a diario miras cómo tu pelo se queda en el cepillo, la regadera, en tu almohada… pero, ¿sabías que es normal que se te caigan entre 50 y 100 cabellos al día? Por lo que no toda caída de cabello requiere de un tratamiento capilar. Así que, cómo saber cuándo lo necesitas. Checa la siguiente información y sal de dudas.

Cuando presentas una caída notable que rebasa los 100 cabellos al día, notas cada vez más despobladas tus entradas y coronilla, tu pelo se ha vuelto más delgado y débil y tu papá, tíos o abuelos son calvos, es posible que tengas alopecia androgénica, también conocida como calvicie común. En estos casos suele estar indicado el uso de tratamientos con minoxidil.

La alopecia o calvicie común suele estar relacionada con factores hereditarios y hormonales, que alteran la adecuada función de las glándulas sebáceas y los folículos capilares provocando el adelgazamiento progresivo del cabello, volviéndolo débil hasta que finalmente se cae.

Para este tipo pérdida de cabello se recomienda el uso de minoxidil. En la actualidad, con los avances científicos se ha llegado a desarrollar tratamiento capilar con más activos, como tretinoína y clobetasol, que en conjunto con minoxidil, ayuda a estimular el crecimiento de cabello y a disminuir su caída, resultando más efectivo.

Por lo que, esta fórmula está indicada para:

  • Mayores de 18 años de edad que con el tiempo han estado experimentando caída y adelgazamiento de cabello.
  • Personas con alopecia androgénica o calvicie común, que presentan pérdida gradual de cabello o adelgazamiento del mismo, que generalmente, es hereditario y sólo se hace presente después de varios años.
  • Hombres con calvicie en etapas I a IV de la Escala Hamilton-Norwood, que clasifica los estados de la alopecia androgénica masculina.

Cabe mencionar que, para mejores resultados, se recomienda usar el tratamiento como indica el producto, asimismo, se debe aplicar sobre cuero cabelludo sano, sin caspa, ni lesiones, comezón y/o irritación, así como libre de quemaduras de sol.

Otro aspecto muy importante es su uso continuo para lograr y mantener resultados, por lo que tu constancia y disciplina se verán recompensados a los tres meses, cuando comiences a notar que crecimiento de pelo nuevo.

¿Cuándo no debe usarse?

Existen condiciones en las cuales no es recomendable usar este tipo de tratamientos, como las siguientes:

  • En menores de 18 años.
  • Si no existen antecedentes familiares de alopecia androgénica o calvicie.
  • Pérdida de cabello repentina en forma de parches o círculos (alopecia areata).
  • En pacientes con hipertensión o enfermedad cardiovascular. Ni en padecimientos dermatológicos como rosácea o dermatitis perioral.
  • En casos de caída de cabello por uso de medicamentos, problemas nutricionales como: bajo nivel de hierro en la sangre o altas dosis de vitamina A.
  • Por pérdida de cabello debido a hipotiroidismo, quimioterapia, entre otros trastornos que provoquen afecciones en el cuero cabelludo, incluyendo las causadas por productos de belleza.
  • Si se están utilizando otros medicamentos en el cuero cabelludo.
  • En mujeres embarazadas y/o en periodo de lactancia.

Si te encuentras en alguno de estos casos, lo más recomendable es que consultes a tu médico antes de usar el producto, para que puedas contar con una revisión adecuada y te indique el tratamiento correspondiente.

¡Actúa ya! Y logra que tu cabello se quede en tu cabeza y no en tu almohada o cepillo.

Share